domingo, 1 de agosto de 2010

CRISIS.

Escribo sentada, sobre una hoja sin frases, sin escencia y sin moralejas. Lo hago sobre un libro que desconozco, escuchando voces lejanas que rompen la pasión de una mente que se encuentra en blanco. Hojeo el libro que utilizo como sostén, huelo su aroma, siento su textura, encuentro la conexión entre ese objeto que tiene diversos significados. Lo cierro, cansada de saber que no puedo lograr manchar esta hoja. Me enfado con ella por su falta de piedad, por seducirme y dejar que mis inseguridades aparezcan. Pero vuelve a hacerlo una y otra vez, sin yo poder dejar de caer en sus garras.

1 comentario:

  1. Tu hoja es como una persona esperando que le des algo. Si no tenes nada que ofrecerle, tenes que salir a buscarlo. Pero no trates de quitarle nada a la hoja porque no vas a encontrar nada nuevo, nada que vos no le hayas dado antes. Al final lo unico con lo que te quedas es con la satisfaccion de saber que le entregaste todo lo que tenias, porque sabes que esa hoja lo va a compartir con quien la lea.

    Es una comparacion que se me ocurrio, no puedo ponerla en frases mas lindas... lamentablemente no tengo el gusto de ser escritor =)

    Facu

    ResponderEliminar

Si te gustó mi blog, no dudes en seguirme que yo también lo voy a hacer. Gracias por comentar! Cualquier comentario, sea bueno o malo, será aceptado =)