domingo, 9 de enero de 2011

Cielo, presencia.

No sé qué quiero expresar en este espacio tan limitado, tampoco sé si es un testimonio, un texto o un garabato sin sentido alguno. Sólo sé que cuando leas esto podrás estremecerte de tal manera que el evitar sonreír será en vano.
Recuerdo aquella noche oscura en la que caminábamos por la gran ciudad. Me mirabas fijamente esperando una respuesta a una pregunta complicada. No quería responder, pero tampoco era algo que hubiese podido evitar puesto que tenías el don innato para convencer e incluso hipnotizar cuando esperabas algo del entrevistado. Me sonreíste dulcemente para que cayera en tus garras, que de hecho, no tuve otra opción que hacerlo.

-Sí, la respuesta es sí.
-Entonces.. ¿Te gusto?

Respondí afirmativamente con la cabeza y miré hacia la nada. Y apenas lo dije supe que me había arrepentido. Hiciste una mueca, una que no me agradó en lo absoluto. No hacía falta que me confirmaras lo que sentías, pero tampoco era necesario que me dijeras que lo nuestro era demasiado complicado como para jugarte por tus sentimientos.

Permaneciste observándome, te paraste en seco y me besaste. ¿Te acuerdas de eso? Tus dulces labios se sellaron con un adiós y después de ese momento corriste hacia la nada, dejando a tu cabello corto jugar con el viento. Y no tuve oportunidad de volver a  verte, nunca más.

Ayer miraba el cielo, pensando que en la otra punta del mundo éste en vez de ser celeste sería casi negro. Pensaba en que era impresionante cómo el cielo puede estar en cualquier lugar donde estés, inclusive cuando uno se siente solo, y me decía a mi misma que SOS como un cielo.. lugar que vaya, lugar donde te tengo presente.




FELIZ 2011

9 comentarios:

  1. Hola, vine a devolverte la vista y di con un blog muy bueno, voy a seguirte así estamos en contacto.
    Un saludo afectuso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Siempre estará donde tú quieras que esté.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola tienes un blog interesante, voy a seguirlo. TNKS por haber visitado el mío.

    ResponderEliminar
  4. qué bonito y qué azul se ve el cielo estos dias...
    Aunque el cielo, como la vida, es del color que uno la pinte =)

    Coco Dávez

    ResponderEliminar
  5. hola, gracias por haber pasado a mi blog y dejar un rayón, ¿sabes? las cosas siempre están donde tu las quieres ver pero es bueno ver más allá de lo que alcanzan a ver tus ojos, ve con el espíritu, huele con tu esencia y verás que existe un mundo tras las cortinas...

    saludos.. por cierto te envié una invitación a FB

    ResponderEliminar
  6. es parte de mi ..
    asi que siempre la tendre presente

    ResponderEliminar
  7. Qué bonitooo :D Cielo, un amplio y gran cielo. Seguro que está muy cerca!!

    Un besoo

    ResponderEliminar
  8. Me pasa así, pero con las estrellas. Sé que en algún sitio, esa otra persona está mirando las mismas estrellas que yo. Porque así nos lo dijimos alguna vez. Porque así podemos sentir que la distancia es un poco más corta.

    ResponderEliminar
  9. Precioso :)
    Allá donde vayas siempre puedes mirar al cielo

    ResponderEliminar

Si te gustó mi blog, no dudes en seguirme que yo también lo voy a hacer. Gracias por comentar! Cualquier comentario, sea bueno o malo, será aceptado =)