martes, 9 de noviembre de 2010

Sobre un momento en el que la noche fue larga...

Cuando la mente supera los límites de la piedad y no deja de recordarte acerca de un ansiado alejamiento, comienza el perverso juego en el que te ves obligado a jugar. Un momento en el que la noche fue larga, empiezo a sentir tu dolor y logro comprender que soy la que lo provoca. Un parte de mi, por más lejana a mi que se encuentre ahora, te pide que lo comprendas. Intento evitar aquellas pequeñas situaciones que son inevitables pero muevo la ficha equivocada y tus intentos por vencer comienzan a ser en vano. Repito la acción, supero los limites, hasta que te ves atrapado frente a mis movimientos. El juego termina, decepcionado te vas y quedo sola con un tablero. Lo miro atentamente para saber qué hacer con él pero al adentrarme en él, no logro guardarlo.

Eso no es ganar...

8 comentarios:

  1. Ahora el que dice FUCK soy yo. ¿Hay algo familiar o es sólo delirio? Me fascinan tus pensamientos... ese mundo alterno tuyo. Ese en el que quisiera ser partícipe. También me siento identificado con aquello de jugarlo todo, y el vacío del ganador. ¿Al final quién perdió realmente?


    Me seduces. Así de simple. Ojalá pudiera decirlo de una forma menos gastada, pero es imposible.

    Así sólo lo digo de la forma en que sé hacerlo:
    Me seduces, nena.




    Te amo... con todo mi corazón. Lo sabes. =)

    ResponderEliminar
  2. Perder no es decir adios aunque las cosas se alejen. Pero lo peligroso de jugar es jugar sin darse cuenta que ya es el juego quien te juega. Espero que no sea el juego el que te llevó a escribir tan bello texto. O si fue así, entonces ganar es otra cosa

    ResponderEliminar
  3. La culpa es el peor peso que uno puede cargar, no se trata de perdonar si no de sanar la raiz.

    ResponderEliminar
  4. Bueno siempre hay que buscar el término medio. Ni siempre hay una derrota absoluta o una perdida absoluta. Pero en serio, tu blog es fascinante! :) COmo siempre GeniaL!

    Un besazoo

    ResponderEliminar
  5. A veces no gana nadie. Y no sabemos con quién enojarnos :S

    ResponderEliminar
  6. wow!! que intenso tu post!! muchas felicidades, realmente estabas inspirada o decepcionada al escribir esto? no lo se solo te puedo comentar que no te quedes descifrando lo que ya paso mejor trata de mejorar lo que viene en camino...

    Gracias por el mensaje en mi blog, solo queda mirar hacia adelante y buscar ayuda si es que quiero salir adelante

    saludos!! :D

    ResponderEliminar
  7. Acabo de caer en lo terriblemente aterrador que suena el título de tu blog. Es que es así... a veces estamos tan, tan al borde del abismo...

    ResponderEliminar

Si te gustó mi blog, no dudes en seguirme que yo también lo voy a hacer. Gracias por comentar! Cualquier comentario, sea bueno o malo, será aceptado =)